Sistemas de Depuración de gases

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Identificando el problema

Uno de los aspectos medioambientales más significativos de la industria cerámica, es sin duda, la emisión de contaminantes a la atmósfera.

Los compuestos de flúor, azufre o de cloro (principalmente HF, HCI, H2SO4 y SOx) que se generan en los procesos de fabricación de productos como las baldosas cerámicas o los ladrillos, durante su fase de cocción en hornos que operan a alta temperatura. Estas emisiones se concentran fundamentalmente en las chimeneas de  los hornos en forma de gases que se expulsan al exterior.

Los compuestos de flúor en los hornos de cocción cerámicos, se originan como consecuencia de la descomposición de minerales arcillosos a partir de temperaturas que oscilan entre los 500 y 600 º C. Ayudado por la presencia de vapor de agua, circunstancia habitual en los hornos industriales de combustión, el compuesto derivado del flúor que se obtiene en mayor medida es el ácido fluorhídrico (HF).

El HF es un compuesto tóxico, altamente corrosivo, que no solamente representa un problema a efectos medioambientales y para la salud de las personas, sino que también influye de forma negativa en otros aspectos de la actividad industrial, deteriorando los equipos como consecuencia de la corrosión e impidiendo que pueda llevarse a cabo el aprovechamiento de la energía térmica excedente en otras etapas del proceso.

Desde el puento de vista de la reglamentación ambiental, la industria cerámica se encuentra afectada por la directiva IPPC. El documento BREF redactado por la comisión Europea y adoptado formalmente en el año 2007, establece los valores límites para las emisiones de flúor en forma HF, fijándose en 5 mg/Nm3 tanto para la cocción de baldosas cerámicas, como de los ladrillos y las tejas cerámicas.

 

Descubriendo la solución

La compañía Integra ha desarrollado una nueva solución práctica y efectiva, basada en una nueva familia de adsorbentes para gases ácidos, que no sólo resuelve el problema del HF, sino que también puede evitar las emisiones de SO2 y HCI.

Los magníficos resultados de estos adsorbentes han sido certificados por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas y el Instituto de Tecnología Cerámica de Castellón. Además, los clientes interesados tienen la oportunidad de visitar una de nuestras instalaciones plenamente operativa.

Solamente la solvencia de empresas como Integra, pueden ofrecer un servicio integral llave en mano, en el que se garantice el éxito de sus instalaciones.

Descubra la solución, quedará gratamente sorprendido.

 

 

Los adsorventes del futuro

Integra ha desarrollado y patentado una nueva técnica para la fabricación de adsorbentes que mejora sustancialmente la actividad de retención de los elementos contaminantes, a través de una mayor y optimizada distribución de macro, meso y micro poros en su estructura.

La gama de adsorbentes HCA-W ha sido concebida especialmente para la eliminación de gases ácidos, como el HCI, el SO2 y el HF. Su presentación en forma de pequeños cilindros huecos, no solo mejora el contacto entre el gas y el absorbente a través de un notable incremento de la superficie de contacto y la creación de flujos laminares y turbulentos de forma simultánea, sino que además reduce de forma muy significativa la pérdida de carga y la densidad del filtro, lo que se traduce en un importante ahorro económico.

Los adsorbentes HCA-W actúan por fisisorción, atrapando inicialmente las moléculas del HF en el interior de los poros y después por quimisorción, provocando la reacción del ácido con los materiales que conforman el absorbente, para transformarlo en fluoruro de calcio y agua (CaF2 + H2O). El fluoruro de calcio es considerado un compuesto inocuo debido a su insolubilidad extrema y puede ser manipulado y extraído de las instalaciones sin riesgo de contaminación.

 

 

Aplicación. Cero preocupaciones para el cliente

El sistema de filtrado de gases Integra se lleva a cabo mediante la instalación de un módulo que incorpora un lecho fijo intercambiable, situado cerca del foco emisor del horno de cocción de la cerámica. La absorción se lleva a cabo a temperaturas superiores a los 150ºC para evitar posibles condensaciones del HF.

El sistema es capaz de depurar caudales de entre 500 a 250.000 m3/h. En función del caudal y la concentración de los elementos contaminantes, un filtro puede mantener una duración de entre 2 y 6 meses, lo que representa una ventaja frente a los sistemas que actualmente se utilizan, reduciendo el número de paradas de mantenimiento y por ende los costes operativos y de logística. La sustitución del filtro es rápida y no comporta ninguna intervención pro parte del cliente. Integra ofrece un servicio integral que contempla el suministro de nuevos depósitos de adsorbente fresco y la retirada de los depósitos
de adsorbente saturado, así como su disposición controlada.

El sistema de filtrado de gases Integra incorpora opcionalmente equipos de medición en contínuo de los gases y también la integración de las mediciones de forma gratuita con el portal IntegraTel, que permite al cliente visualizar mediante acceso restringido, el estado de sus emisiones en tiempo real y desde cualquier punto del planeta.

 

 

 

El sistema de filtrado de gases Integra requiere de menos espacio, hasta el extremo de que el filtro recargable puede ubicarse encima del mismo horno.

Gracias al diseño optimizado de los adsorbentes Integra se obtiene una menor pérdida de carga. En muchos casos, la propia extracción de los gases del horno es suficiente para superar el lecho del filtro, lo cual comporta un ahorro energético nada despreciable.

 

 

 


Resumen de ventajas

Los nuevos filtros Integra permiten erradicar por completo los problemas derivados de las emisiones de Ácido Fluorhídrico (HF). El coste de instalación es inferior al de otras alternativas existentes en el mercado. Los costes de explotación también son más competitivos.

Menor coste en consumo energético y menor coste global en consumibles.

Se trata de una solución flexible y modular que puede implementarse por fases.

La misma solución puede extrapolarse a otros tipos de gases como el SO2 o el HCI. Meidante filtros combinados con otras variedades de adsorbentes Integra pueden depurarse gases con presencia de NOX, H2S, Dioxinas, COV’S, etc...

La obtención de un gas limpio y exento de HF a alta temperatura, permite aprovechar el excedente térmico para otros procesos como la automatización, el precalentamiento del horno o el pre-secado de piezas previa decoración inkjet, todo ello sin peligro de corrosión para las instalaciones.

Los operarios de la empresa no han de manipular productos tóxicos ni corrosivos.

El sistema se puede monitorizar a distancia a través de un acceso gratuito y restringido al portal IntegraTel de Integra.

Integra ofrece un servicio integral de suministro y retirada del filtro, a través de una solución limpia y efectiva que evita preocupaciones al cliente.

Los resultados obtenidos por Integra han sido certificados por el Instituto de Catálisis y Petroleoquímica del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) y el ITC (Instituto de Tecnología Cerámica).